Beneficios de utilizar la seda o cinta dental

Publicado en may 10, 2012 en Blog, Salud bucodental y prevención

Beneficios de utilizar la seda o cinta dental

Mantener una adecuada higiene bucal es relativamente sencillo, lo único que requiere es dedicar unos pocos minutos al día cepillando los dientes y utilizar la seda o cinta dental.

Mucha gente está concienciada para cepillarse los dientes al menos dos veces al día o después de cada comida, sin embargo pasar la cinta dental entre los dientes sigue siendo una asignatura pendiente.

Emplear la cinta dental es extremadamente importante, a veces tanto o más que utilizar el cepillo, ya que con ella podemos limpiar zonas difícilmente accesibles a las que es imposible que lleguemos utilizando el cepillo de dientes.

A continuación indicamos algunos de los beneficios de usar la cinta dental:

Utilizar la cinta dental elimina la placa bacteriana

La placa bacteriana es uno de los principales enemigos de la boca y cuando no se elimina adecuadamente constituye una amenaza constante que puede provocar la destrucción de nuestros dientes. El cepillo no siempre puede llegar a ciertos lugares de la boca donde la placa suele acumularse, tales como el espacio entre dientes o la superficie del diente por debajo de la línea de la encía. La cinta dental bien utilizada es capaz de eliminar la placa bacteriana de estas zonas de difícil acceso evitando que se acumule.

Utilizar la cinta dental puede prevenir la halitosis

La cinta dental elimina los restos de comida en descomposición que se acumulan entre los dientes y por debajo de las encías. Al utilizarla diariamente podemos evitar el mal aliento que pueden llegar a ocasionar.

Utilizar la cinta dental elimina partículas molestas entre los dientes

La cinta dental es la mejor herramienta que tenemos para eliminar esas partículas molestas que a veces se nos quedan entre los dientes. Al eliminarlas el alivio que sentimos es instantáneo, es como cuando nos quitamos una china del zapato. Es totalmente desaconsejable usar palillos, mondadientes y demás para realizar esta tarea ya que podemos dañar la encía.

Utilizar la cinta dental es sencillo

Utilizar la seda dental será fácil siempre y cuando nos habituemos a ello. Hay que mentalizarse de hacerlo al menos una vez al día, idealmente antes de acostarnos, para eliminar cualquier resto de placa o empaquetamientos de comida que no hayamos podido eliminar con el cepillo.

La técnica es importante para evitar dañar nuestras encías, hay que enrollar la seda en el dedo corazón de cada mano y guiarla suavemente entre los dientes sosteniéndola entre los dedos pulgar e índice. Hay que tratar de presionar el hilo contra la superficie del diente a medida que nos desplazamos hacia arriba y abajo con un suave movimiento de vaivén.

Compártelo si te ha gustado:

    Artículos relacionados:

    x
    Suscríbete a nuestra newsletter y consigue GRATIS "La Guía Esencial para el Cuidado de tu Boca"