Carillas dentales de porcelana

Carillas dentales de porcelana

Si usted desea una sonrisa perfecta las carillas son una buena solución. Las carillas dentales son láminas del mismo color del esmalte que se colocan sobre la superficie del diente para mejorar la estética de nuestra sonrisa.

Las carillas pueden corregir multitud de defectos estéticos como dientes fracturados, coloreados, apiñados, separados, etc.

Los avances en estética dental y las propiedades de los materiales empleados en las actuales carillas hacen que el resultado final sea mucho más natural que el de años atrás.

¿Qué son las carillas?

Las carillas dentales son láminas muy finas realizadas con materiales que simulan el aspecto natural del esmalte y están diseñadas para cubrir la superficie frontal de los dientes. Pueden estar hechas de porcelana o de composite. La mayoría de las carillas se realizan con porcelana debido a que este material resiste mejor el paso del tiempo y tiene unas propiedades de refracción de la luz similares a las del diente natural. Las carillas se pegan sobre la superficie de los dientes para ocultar imperfecciones y a veces cambiar el tamaño, la forma y la longitud de los dientes.

¿Cómo se colocan las carillas de porcelana?

Normalmente el tratamiento requiere tres visitas al dentista. En la primera visita su dentista le explicará si este tratamiento en concreto es el más adecuado para usted y le informará de las ventajas e inconvenientes del tratamiento.

En la segunda visita su dentista tallará la superficie del diente eliminando una pequeña cantidad de esmalte para poder hacer sitio a la carilla. Normalmente sólo se elimina medio milímetro de grosor de esmalte pero es posible que necesite algo de anestesia. El tallado del esmalte es necesario para que el diente no quede muy abultado tras colocar la carilla. Después se toma una impresión de sus dientes para enviar al laboratorio donde se fabricarán las carillas a medida.

En la tercera visita, su dentista colocará las carillas en su sitio empleando un material adhesivo especial.

Ventajas e inconvenientes de las carillas de porcelana

Este tratamiento es relativamente costoso e irreversible por lo que conviene sopesar detenidamente los pros y los contras antes de tomar una decisión.

Ventajas de las carillas de procelana:
  • Como las carillas están realizadas con material que simula el esmalte y se realizan a medida para cada paciente, es prácticamente imposible distinguirlas de los dientes naturales.
  • Con una carilla de porcelana es posible cambiar la forma de los dientes, su color e incluso los defectos de posición.
  • Las manchas de tabaco, café, té, vino, etc. no afectan a las carillas de porcelana.
  • El color de las carillas se puede seleccionar entre varias tonalidades (es recomendable dejarse guiar por el profesional y resistir la tentación de elegir las tonalidades más blancas que dan resultados menos naturales)
  • Para dientes sanos, las carillas pueden ser un buen sustituto de las coronas ya que éstas requieren una modificación mayor de la estructura natural del diente al tallarlo.
  • Las carillas de porcelana son piezas duraderas que mantienen con el paso del tiempo el color, el brillo y su aspecto original.
Inconvenientes de las carillas de porcelana:
  • El diseño y la preparación en el laboratorio y su colocación requiere bastante tiempo y dedicación por lo que suele ser un tratamiento con un coste relativamente elevado.
  • Aunque se trata de un tratamiento poco invasivo e indoloro, la sensibilidad de los dientes puede aumentar ya que es preciso tallar, aunque sea mínimamente, el esmalte dental.
  • Hay que tener en cuenta que, una vez preparados los dientes,  para colocar las carillas, el proceso no es reversible.
  • Una carilla cementada definitivamente es difícil quitarla o repararla (hay que romperla)

¿Son convenientes las carillas de porcelana para mí?Carillas de porcelana

Si usted tiene espacios entre los dientes, las carillas pueden ser una buena alternativa a la ortodoncia. Las carillas también están indicadas para ocultar pequeñas fracturas y dientes desiguales. Son ideales para aquellos dientes que no responden bien a un blanqueamiento dental.

Las carillas no son apropiadas para dientes debilitados por la caries, con grandes fracturas o empastes. En estos casos es más recomendable una corona.

Los pacientes que aprietan y rechinan los dientes, en algunos casos, no son buenos candidatos para este tipo de tratamiento ya que son proclives a romper las carillas.

Mantenimiento de las carillas de porcelana

Con un cuidado adecuado siguiendo las instrucciones de su dentista, las carillas pueden durar muchos años. Sin embargo, como son tan finas, se pueden romper si hacemos un mal uso de ellas. Evite por lo tanto morderse las uñas, mordisquear lápices, hielo o cualquier otro material duro.

Es importante seguir también una buena higiene dental y acudir a las revisiones indicadas por su dentista para asegurarnos de que nuestras carillas siguen en perfecto estado.

Con un cuidado adecuado y una buena higiene dental usted puede disfrutar de una bonita sonrisa durante los años venideros.