Cepillo manual vs. Cepillo eléctrico

Cepillo manual vs. Cepillo eléctrico

Los cepillos eléctricos se han vuelto muy populares en los últimos años, incluso a veces se afirma que proporcionan un cuidado superior de nuestra dentadura. Pero ¿cómo se comparan realmente frente a un cepillo manual?

El objetivo principal de un cepillo, sea del tipo que sea, es eliminar la placa y estimular las encías. La mayor parte de los cepillos son capaces de mantener los dientes limpios si sabemos cómo usarlos.

El cepillo manual: el camino clásico hacia una buena salud oral

El cepillo manual se viene usando desde hace muchos años y tiene un buen historial de resultados, avalado por multitud de estudios y la experiencia de los profesionales de la odontología. Entre las ventajas del cepillo manual cabe destacar:

  • Precio y disponibilidad: Es barato y accesible. Los cepillos eléctricos pueden resultar demasiado caros para mucha gente por lo que es bueno saber que uno puede realizar una buena limpieza con un cepillo manual.
  • Fácil de transportar: Es muy sencillo llevar el cepillo con nosotros cuando viajamos. No es tan aparatoso como un cepillo eléctrico y es menos probable que abandonemos nuestros hábitos de higiene oral durante las vacaciones por ejemplo, ya que nos será muy sencillo guardarlo con el resto del equipaje.
  • Menos presión sobre los dientes y encías: Con un cepillo manual podemos notar fácilmente cuánta fuerza estamos aplicando sobre los dientes y encías. Con un modelo eléctrico no podemos sentir tan fácilmente cuánta presión empleamos (salvo que lleve sensor de presión). Aplicar mucha presión al cepillarnos puede desgastar el esmalte, causar dolor, sensibilidad, retraimiento de encías.
  • Indicado para los niños: incluso los niños pequeños pueden usar un cepillo manual de manera efectiva y segura una vez han aprendido cómo hacerlo.

El cepillo eléctrico moderno: cada vez más recomendable

A pesar de todo, existen algunas situaciones en las que el cepillo eléctrico goza de claras ventajas. Es recomendable para toda persona que no sea capaz de realizar un buen trabajo con el cepillo manual. Por ejemplo, para gente mayor o con menos destreza manual (como aquéllos que sufren de artritis) el cepillo eléctrico puede ser mucho más efectivo. Según la Asociación Dental Americana, personas con movilidad reducida en hombros, brazos y manos pueden beneficiarse de las características del cepillo eléctrico.

Los cepillos eléctricos actuales vienen equipados con una variedad de funciones algunas de ellas muy interesantes:

  • Sensores de presión: Nos indican si nos estamos cepillando demasiado fuerte
  • Temporizador: Contadores de tiempo para saber si estamos cepillando lo suficiente cada zona
  • Acceso zonas difíciles: los cepillos con cabezales pequeños pueden acceder mejor a las zonas complicadas
  • Distintas velocidades: hay zonas que se limpian mejor a una velocidad determinada
  • Limpia en menos tiempo: es muy posible que por la noche o cuando estamos cansados no dediquemos el tiempo que requiere un buen cepillado manual

Aunque la mayoría de los cepillos eléctricos pueden realizar una limpieza efectiva, los estudios realizados sugieren que hay una configuración de cerdas que parece ser mejor a la hora de eliminar la placa y prevenir la enfermedad periodontal. Los cepillos eléctricos cuyas cerdas giran juntas en una dirección y luego rotan en la dirección contraria, proceso que se conoce como rotación-oscilación, parecen ser más efectivos que los cepillos que sólo giran en una dirección. Si usted opta por un cepillo eléctrico, un modelo con rotación-oscilación sea probablemente la mejor opción.

¿Cada cuanto tiempo debemos cambiar de cepillo?

Independientemente de si es un cepillo eléctrico o manual, elija uno con cerdas suaves y asegúrese de cambiar de cepillo cuando las cerdas se desgasten. Las cerdas son muy importantes, los cepillos hay que cambiarlos cada tres meses más o menos o cuando las cerdas ya se han abierto o han perdido firmeza. En estas condiciones no limpiarán los dientes tan bien como deberían.

Conclusión

Aunque ambos, manuales y eléctricos, gozan de ventajas e inconvenientes, la realidad es que el mejor cepillo que usted puede comprar es aquel que vaya a utilizar. Lo importante es cepillarse los dientes al menos 2 veces al día durante 2 minutos. Si no lo tiene claro, nuestra recomendación general es realizar una limpieza mixta, utilizando el cepillo manual durante el día y emplear el cepillo eléctrico para la noche o cuando estamos más cansados.