Consejos caseros para el dolor en la articulación de la mandíbula

Consejos caseros para el dolor en la articulación de la mandíbula

DIETA BLANDA

  1. Durante la fase dolorosa inicial haga una dieta blanda.
  2. Los alimentos los debe partir en trozos pequeños, para no abrir mucho la boca.
  3. No coma alimentos duros, corteza de pan, vegetales crudos y otros alimentos que no hayan sido hervidos previamente, ni aquellos que en general ofrezcan una resistencia grande a la masticación.
  4. No coma chicles ni caramelos masticables.
  5. Nunca muerda ni rompa alimentos con los dientes anteriores (por ejemplo bocadillos, turrón duro, patas de marisco, pipas, etc.).

CALOR HÚMEDO

  1. El calor húmedo se aplica alrededor del área o zona del dolor o músculo hasta que el calor desaparece.
  2. Empape con abundante agua caliente dos toallas, aplique una en la cara hasta que el calor húmedo se reduzca y seguidamente aplique la segunda toalla.
  3. El calor debe aplicarse durante 20 minutos tres veces al día con un intervalo, como mínimo, de 20 minutos entre cada una de las aplicaciones, a ser posible repita cada 8 horas.
  4. Si el calor empeora el dolor, dese un masaje con hielo en la zona afectada, suspenda el calor y consulte a su dentista.

REPOSO

  1. Una de las cosas más importantes durante el tratamiento es el reposo de la mandíbula, de los músculos y de la articulación.
  2. No se debe hablar mucho porque los músculos tienen que estar relajados.
  3. Dormir es extremadamente importante, en estos procesos hay que estar lo más relajado posible
  4. Suprima los estímulos que afectan al sueño, como el alcohol, el tabaco, café, etc.
  5. Al dormir coloque la almohada de forma que se mantenga en situación recta la cabeza y el cuerpo.
  6. Mantenga siempre una postura correcta en la vida diaria: No apriete los dientes, no rechine, postura del teléfono, postura en el trabajo, lectura, etc.

POSICIÓN DE REPOSO

NUNCA TENGA LOS DIENTES EN CONTACTO CUANDO ESTÉ EN REPOSO.