El café puede reducir el riesgo de cáncer de boca y garganta

El café puede reducir el riesgo de cáncer de boca y garganta

Según un estudio publicado a finales de 2012 por la Asociación Americana contra el Cáncer (American Cancer Society), las personas que toman más de cuatro tazas de café con cafeína al día tienen la mitad de riesgo de sufrir cáncer de boca y de garganta que quienes no consumen café o lo toman de manera ocasional.

Según este estudio, el café es una de las bebidas más consumidas en el mundo y contiene una variedad de antioxidantes, poli fenoles y otros compuestos biológicamente activos que pueden proteger frente al desarrollo y la progresión del cáncer.

EL cáncer oro faríngeo (boca/garganta) se encuentra entre los diez cánceres más comunes en el mundo (sin ir más lejos, hemos conocido recientemente el caso del cáncer de garganta que sufre Adolfo Suarez Illana).

Los resultados del mencionado estudio refuerzan la evidencia de un posible efecto protector del café con cafeína frente a la aparición y la progresión del cáncer de boca y de faringe. Faltaría investigar si el consumo de café mejora el pronóstico de la enfermedad una vez se ha diagnosticado el cáncer.

Los hombres tienen el doble de riesgo de sufrir cáncer oral y de faringe que las mujeres. El estudio ha sido realizado con una visión de largo plazo, centrándose en 868 casos fatales de cáncer de boca y de garganta ocurridos durante un periodo de 26 años entre 968.432 hombres y mujeres que estaban sanos al inicio del estudio.

Respecto al café sin cafeína, pocos estudios han examinado la diferencia respecto al café con cafeína. Probablemente, según los investigadores, debido a la falta de datos sobre el primero, ya que se consume de manera menos frecuente y en menor cantidad que el café con cafeína.

Los responsables del estudio afirman que más de cuatro tazas de café con cafeína al día está asociado a un 49% de menos riesgo de sufrir cáncer de boca/garganta frente al no consumo o consumo ocasional. Los datos “sugieren” una relación similar entre consumidores de más de dos tazas al día de café descafeinado, sin embargo en este caso consideran los resultados de “relevancia marginal”. Por otra parte, no se ha encontrado ninguna relación para el consume de té.
El estudio concluye que:

“Aunque ciertos problemas de salud desaconsejan el consumo de bebidas con cafeína de manera regular, nuestros resultados sugieren que puede haber efectos beneficiosos asociados al café, particularmente al café con cafeína, y su disfrute diario.”