¿Existe el rechazo a los implantes dentales?

¿Existe el rechazo a los implantes dentales?

¿Existe el rechazo a los implantes dentales?

No, no existe rechazo al titanio puro, en caso de producirse una respuesta inmunológica a este metal estaríamos hablando de una rareza extrema. En la práctica sería tan sumamente raro encontrar una persona alérgica al titanio que se puede considerar este riesgo como despreciable.

Teniendo en cuenta lo anterior, el éxito o fracaso de un tratamiento con implantes dentales será debido a otros muchos factores que nada tienen que ver con el rechazo inmunológico.

¿Cuáles son las causas de fracaso de los implantes dentales?

Un implante puede fracasar en la primera fase de colocación e integración en el hueso por:

  • Infección  intra o post-operatoria
  • Fallo en la osteointegración (soldadura del implante al hueso)
  • Técnica quirúrgica deficiente, incorrecta o inadecuada
  • Implante de baja calidad, superficie inadecuada o aleación de titanio no pura
  • Diabetes grave no controlada
  • Tabaquismo
  • Enfermedad grave de hueso que afecte a los maxilares
  • Radioterapia, quimioterapia y tratamiento con bifosfonatos (generalmente por tumores óseos)

Una vez superada la 1ª fase (dos meses aproximadamente en la mayoría de casos) las causas de fracaso varían:Implante dental

  • Higiene defectuosa
  • Prótesis sobre los implantes mal diseñadas, sin ajuste pasivo, mal articuladas, etc.
  • Asialia o hiposialia (falta o escasez de saliva)
  • Imposibilidad de una correcta higiene alrededor del cuello de los implantes
  • Sobrecargas excesivas sobre pocos implantes.
  • Igual que en la primera Fase, la infección (Peri-implantitis), tratamientos con radioterapia o bifosfonatos (necrotizantes del hueso) etc.

¿Cuál es el riesgo de fracaso en la osteointegración de los implantes dentales?

Si el implante es de buena calidad y se coloca por un profesional cualificado y con experiencia, el riesgo de fracaso en la osteointegración es tan solo de un 2%. En caso de producirse, la solución es colocar otro implante sin coste alguno para el paciente.

¿Qué puedo hacer para evitar riesgos innecesarios?

Exija que le faciliten por escrito toda la información sobre los implantes que le vayan a colocar. Esta información debe incluir al menos: nombre del profesional, nº de colegiado, marca y modelo del implante y de cada uno de los complementos de que consta (tipo de pilar, sistema de anclaje de la prótesis al pilar o al implante, material de que están hechos, etc.).

Huya de los precios sospechosamente bajos. En estos casos es donde se van a dar el mayor número de fracasos ya que los más probable es que el implante sea de mala calidad y la técnica quirúrgica no sea la adecuada.

Conclusión

No hay que confundir el rechazo a los implantes (que no existe) con las posibles complicaciones o fracaso del tratamiento  que nada tienen que ver con una respuesta inmunológica al titanio.

Para algunos, hablar de rechazo de implantes es la excusa perfecta para justificar algo que se ha hecho mal o con materiales de baja calidad. El problema es que, aparte de la mala experiencia, crea una confusión en el paciente que le va a impedir a él y a los que le rodean, disfrutar de uno de los tratamientos más seguros, innovadores, fiables y predecibles que se pueden hacer en odontología.