Ortodoncia en adultos

Ortodoncia en adultos

¿Es usual que los adultos se sometan a un tratamiento con ortodoncia?

Tradicionalmente la ortodoncia se ha asociado con niños o adolescentes, sin embargo son cada vez más los adultos que se someten a un tratamiento con ortodoncia para corregir la mala posición de sus dientes.

La ortodoncia en adultos puede conseguir que la dentadura tenga una mejor función masticatoria y sea más atractiva, además reduce las posibilidades de padecer enfermedades periodontales al permitir una mejor higiene bucal. Algunos estudios destacan también los beneficios psicológicos como el aumento de la autoestima.

Las nuevas técnicas permiten que los adultos puedan corregir la mala posición de sus dientes con alineadores menos aparatosos y prácticamente inapreciables para la vista.

¿Es realmente efectivo un tratamiento con ortodoncia en adultos?

Aunque es cierto que los mejores resultados se obtienen en pacientes jóvenes cuando los tejidos que sostienen al diente están en fase de desarrollo, actualmente la ortodoncia está indicada en cualquier edad siempre y cuando tengamos alguna de las siguientes patologías:

  • Apiñamiento de los dientes
  • Exceso de espacio entre los dientes
  • Dientes incluidos o escasamente erupcionados
  • Desarrollo anormal de la mandíbula
  • Sobremordida: los dientes se entrecruzan demasiado
  • Protrusión o retrusión: por ejemplo incisivos superiores muy adelantados
  • Mordidas abiertas: al masticar cierran los molares pero no los dientes anteriores
  • Problemas relacionados con el funcionamiento de la articulación témporo-mandibular (ATM)

¿Qué factores pueden dificultar un tratamiento con ortodoncia en adultos?

  • Enfermedad periodontal: deberá ser tratada antes de someterse al tratamiento con ortodoncia
  • La caries: deberá ser tratada antes, una vez colocada la ortodoncia será mucho más complicado cualquier tratamiento sobre un diente cariado
  • Desarrollo anormal de la mandíbula: en adultos los maxilares están completamente desarrollados por lo que el tratamiento será más complicado que cuando están en fase de crecimiento.
  • Dientes desgastados o fracturados: será necesaria una restauración del diente antes de empezar con la ortodoncia.
  • Falta de compromiso con el tratamiento: algunos pacientes pueden ser reticentes a someterse a un tratamiento a largo plazo que implica llevar ortodoncia mucho tiempo.

Beneficios de un tratamiento con ortodoncia

  • Mejorar la función masticatoria de la boca
  • Evitar maloclusiones
  • Prevenir la caries y las enfermedades periodontales
  • Facilitar la higiene bucal al eliminar recovecos de difícil acceso
  • Mejorar las relaciones personales y la autoestima
  • Evitar el desgaste de los dientes y de la articulación témporo-mandibular por los desequilibrios de la boca
  • Evitar zonas débiles o con mayor riesgo de traumatismo
  • Mejorar la estética de nuestra cara, lucir una bonita sonrisa