Seis cosas que debes saber sobre el cuidado de tus dientes

Seis cosas que debes saber sobre el cuidado de tus dientes

1. La calidad del cepillo de dientes es importante

La diferencia entre un buen y un mal cepillo se encuentra en la calidad de las cerdas y en su capacidad de limpiar zonas difíciles (como los espacios interdentales por ejemplo).

Hay que usar un cepillo con cerdas suaves que evite el riesgo de dañar los dientes o las encías y es recomendable cambiarlo por uno nuevo cada 2 o 3 meses. Si aguantamos con un cepillo mucho tiempo perderá efectividad a la hora de limpiar los dientes.

2. Presta atención a la técnica de cepillado

Aprender una buena técnica de cepillado y ponerla en práctica es esencial.

Utiliza poca pasta de dientes (del tamaño de un guisante) y recuerda que no debes aplicar mucha fuerza. Para eliminar la placa y las bacterias basta con realizar movimientos suaves y si aplicamos demasiada presión podemos dañar nuestras encías y el esmalte.

Si utilizas un cepillo eléctrico no es necesario frotar, simplemente coloca el cepillo en la zona donde el diente se une con la encía y desplázalo sistemáticamente por todos los dientes.

En cuanto a los cepillos eléctricos, existen estudios independientes que indican que las cabezas rotatorias – oscilatorias son más efectivas a la hora de eliminar la placa.

3. Tiempo de cepillado

Imagina que tu boca está dividida en cuatro zonas o cuadrantes: superior izquierdo, inferior izquierdo, inferior derecho y superior derecho.

Cada cuadrante debe cepillarse durante 30 segundos limpiando especialmente bien la zona interior, la zona exterior y la superficie masticatoria (esta última menos, ya que se limpia de forma natural al masticar y no acumula placa bacteriana). No hay que olvidarse de limpiar la parte posterior de la lengua ya que es una zona donde se acumulan gran cantidad de bacterias.

En total hay que emplear al menos 2 minutos en cepillarnos los dientes dos veces al día: después del desayuno y, sobre todo, antes de acostarnos. Los cepillos eléctricos suelen incorporar temporizadores que nos marcan el tiempo que tenemos que dedicar a cada cuadrante.

4. El uso de la seda dental es imprescindible

No nos cansamos de insistir en la importancia de utilizar a diario la seda dental para eliminar la placa y los restos de comida en los espacios interdentales.

El uso de la seda (o del cepillo interproximal) es esencial para una buena salud oral y es un paso que la mayoría de la gente ignora (y que pagará más adelante)

5. Cuidado con ciertas comidas y bebidas

La dieta inadecuada es una de las principales causas de la caries y el desgaste de los dientes. Las chucherias, los alimentos ácidos o dulces, los refrescos y las bebidas energéticas, los zumos, etc. contribuyen a la formación de placa y al deterioro de los dientes.
Si consumes estos alimentos perjudiciales para los dientes enjuágate después con un vaso de agua. No te cepilles los dientes justo después de haber tomado alguna bebida o comida ácida ya que puedes dañar la superficie de los dientes y el esmalte que se pierde no se recupera nunca.

6. El dentista es tu amigo

Visita a tu dentista regularmente (al menos una vez al año) en lugar de esperar a tener algún problema. En la mayoría de los casos es demasiado tarde y el tratamiento será más incómodo y costoso.

Si quieres tener una boca sana es mucho mejor prevenir, preguntar y seguir las recomendaciones de tu dentista de confianza.