Dientes sanos, corazón sano

Dientes sanos, corazón sano

¿Sabía usted que mantener unos buenos hábitos de higiene dental además de beneficiar a su boca puede ayudar también a la salud de su corazón?

Numerosos estudios han encontrado una sorprendente correlación entre el estado de salud de la boca y el del corazón. De hecho ahora sabemos que las personas que desarrollan algún tipo de enfermedad en las encías (gingivitis o periodontitis) duplican el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Otros estudios realizados en adultos, muestran también una relación entre los problemas de corazón las enfermedades periodontales.

¿Cuál es exactamente la conexión? Todavía no está claro pero los expertos siguen investigando el porqué de esta relación.

¿Puede la enfermedad periodontal provocar un ataque al corazón?

La relación entre la enfermedad periodontal y el corazón parece lógica. Algunos tipos de bacterias se encuentran en la boca de manera natural pero, si no eliminamos la placa bacteriana con una buena higiene dental usando el cepillo y el hilo dental, el riesgo de que nuestras encías enfermen se incrementa. Una vez la enfermedad periodontal aparece, se crean unas condiciones que favorecen el desarrollo de otro tipo de bacterias que no se encuentran normalmente en una boca sana.

Este tipo de bacterias patológicas pueden migrar al torrente sanguíneo alcanzando el corazón. Algunas de estas bacterias tienen tendencia a adherirse y crear colonias en las paredes internas y válvulas cardiacas. Estas bacterias también pueden contribuir a la formación de coágulos o placas que se forman en la pared de las arterias y que pueden interferir en el flujo sanguíneo.

Ya se conocen determinadas bacterias como el streptococus sanguinis presente en la placa bacteriana, que tiene una especial afinidad para colonizar las válvulas del corazón produciendo endocarditis bacteriana subaguda. A medida que avancen las investigaciones iremos conociendo mejor la relación entre las enfermedades de las encías y la patología cardiovascular.

Mientras tanto, los científicos siguen investigando las posibles relaciones entre las enfermedades de las encías y la osteoporosis, diabetes, problemas respiratorios e incluso los nacimientos prematuros.

Medidas importantes para prevenir la periodontitis

Según la Sociedad Americana de Periodoncia, la mitad de las personas por encima de los 55 años sufren de periodontitis. Además la enfermedad periodontal es la principal causa de pérdida de dientes a partir de los 35 años.

El riesgo de sufrir enfermedades en las encías aumenta a medida nos vamos haciendo mayores pero la prevención debe empezar desde la infancia. Cepillarnos los dientes a diario, utilizar el hilo dental y realizar revisiones periódicas en el dentista son los pilares de una buena prevención.

Si usted sufre uno o varios de estos síntomas acuda a su dentista inmediatamente, suelen ser indicios de una periodontitis:

  • Sabor extraño en la boca
  • Mal aliento persistente (halitosis)
  • Sangrado de encías
  • Encías sensibles o inflamadas
  • Movilidad en los dientes
  • Dientes sensibles
  • Dolor al masticar

Y recuerde, es muy posible que prevenir y tratar la periodontitis le esté ayudando a prevenir también futuros problemas del corazón.