Qué hacer tras una cirugía de implantes dentales

Qué hacer tras una cirugía de implantes dentales

Inmediatamente después de la cirugía

  • Las gasas colocadas sobre la zona de la cirugía deben permanecer en su sitio durante una hora. Después las puede ir reemplazando cuando sea necesario mientras dure el sangrado
  • Debe tomar los calmantes que le hayamos prescrito y empezar a tomar líquidos
  • Si tolera bien los líquidos puede empezar con alimentos blandos fríos o a temperatura ambiente
  • Evite masticar la comida hasta que el efecto de la anestesia en la lengua desaparezca
  • Aplique hielo (o mejor, compresas frías) sobre los lados de la cara donde la cirugía haya tenido lugar

Inflamación

La inflamación es normal tras someterse a la cirugía de implantes y puede durar hasta 2 o 3 días después de la intervención. Sin embargo, la inflamación puede minimizarse si aplica frío sobre la zona afectada lo antes posible.

EL hielo debe aplicarse sobre los lados de la cara donde la cirugía ha tenido lugar. El uso continuado puede producir quemaduras en la piel, por lo que es mejor aplicar el hielo durante 10 minutos y descansar otros 10 (o preferiblemente, utilizar compresas frías o similares de farmacia). Aplique el hielo de esta forma durante las primeras 24 horas.

Por favor, llame a la clínica si la inflamación no disminuye después de 4 o 5 días ya que esto puede indicar que hay algún tipo de infección.

Sangrado

Tras la cirugía habrá sangrado en la zona y es frecuente que continúe durante las primeras 24-48 horas. Tenga en cuenta que la mayor parte del sangrado por la boca es saliva y sólo un pequeña parte de sangre. Colocar una gasa sobre la zona afectada y  mantenerla sin desplazamiento ayudará a controlar el sangrado. Si sigue sangrando, reemplace la gasa cuando sea necesario (normalmente cada hora).

Si el sangrado persiste o empieza de nuevo siéntese en un sillón (no se acueste) y evite la actividad física, aplique frío en el lado de la cara correspondiente y muerda una gasa durante una hora, humedecida en suero fisiológico bien frio, o una bolsa de té húmeda, fría,  durante 30 minutos. El ácido tánico presente en el té puede ayudar a la formación del coágulo al contraer los vasos sanguíneos.

Para evitar el sangrado nocturno es aconsejable dormir con la cabeza lo más elevada posible (puede utilizar dos almohadas por ejemplo).

No se enjuague, escupa o beba a través de una pajita. Esto provocará succión y que la zona vuelva a sangrar. Si necesita escupir saliva o sangre déjela caer sobre el lavabo pero no se enjuague ni escupa. Puede bañar suavemente su boca con suero fisiológico frío

Dolor

Desafortunadamente cierto grado de dolor (mayor o menor según la amplitud o dificultad de la intervención) es común tras unas cirugía de implantes. Tome los calmantes que le hayamos prescrito. Si el dolor postoperatorio o la inflamación empeoran más allá del tercer día, o si experimenta otros síntomas poco comunes, póngase en contacto con la clínica.

Dieta

El día de la cirugía recomendamos dieta blanda, sólo líquidos fríos o tibios y alimentos blandos  y tibios también. Puede comer cualquier cosa blanda siempre y cuando no mastique sobre la zona afectada. Debe tomar líquidos de manera regular para evitar la deshidratación. Procure no saltarse ninguna comida.

Por favor, evite las palomitas, frutos secos y cualquier tipo de semilla durante las 6 semanas posteriores a la colocación de los implantes dentales.

Cambio de color o hematoma

En algunos casos se produce un cambio de color en la piel tras la inflamación, sobre todo en mujeres con pieles muy blancas. La aparición en la piel de un tono morado oscuro, azul, verde o amarillo es debido al hematoma producido en los tejidos. Esto es normal tras cualquier tipo de intervención quirúrgica y puede ocurrir 2 o 3 días después de la cirugía. Pasadas 36 horas tras la intervención, puede aplicar calor húmedo en la zona para acelerar la desaparición del cambio de color producido por el hematoma.

Antibióticos

Es muy posible que le prescriban antibióticos para prevenir una posible infección. Si esto es así, siga las instrucciones del doctor y no interrumpa antes de tiempo el tratamiento. En el caso de que aparezca un sarpullido o cualquier otro tipo de reacción desfavorable, deje de tomar el antibiótico y llame a la clínica.

Náusea y vómitos

La nausea y los vómitos pueden ocurrir por haber tragado sangre, por la anestesia o por malestar tras la intervención. Lo normal es que la náusea remita por sí sola, muchas veces ayuda dar pequeños sorbos de algún refresco SIN GAS. Si la náusea es persistente, deje de tomar el calmante recetado y póngase en contacto con la clínica.

Ejercicio y actividad

La actividad recomendada el mismo día de la cirugía es descansar con la cabeza más alta que el resto del cuerpo, en la cama puede emplear dos almohadas para elevar un poco la cabeza. Levantarse y agacharse a menudo o cualquier actividad que requiera esfuerzo puede hacer que sangremos más, que la inflamación aumente o cualquier otra complicación.

Si usted realiza deporte u otro tipo de actividad física regular tenga en cuenta que la ingesta de líquidos y calorías es reducida durante el post operatorio. El ejercicio durante este periodo puede ocasionar también sangrado, inflamación y más molestias. Debe evitar hacer deporte durante los 3 o 4 primeros días.

Tabaco

Le recomendamos encarecidamente que deje de fumar durante la fase de curación. El tabaco pone en peligro la zona afectada ya que retrasa la cicatrización, aumenta el riesgo de infección y afecta negativamente al flujo de sangre en los tejidos. Aunque somos conscientes de lo difícil que resulta dejar de fumar es necesario que, al menos, reduzca a la mitad el número de cigarrillos antes de la colocación de los implantes (aunque lo ideal sería ninguno), esto mejorará el resultado de la intervención. Es posible que le receten algún sustituto de la nicotina si usted no es capaz de dejar de fumar o reducir la cantidad de cigarrillos.

Higiene oral

Mantener la boca limpia es esencial para evitar la sobreinfección de la zona afectada por la cirugía. Aunque sienta molestias por el dolor y la inflamación, es importante cepillarse la boca después de cada comida, empezando el día después de la colocación de los implantes. Si no hay sangrado, enjuáguese suavemente la boca con agua tibia salada, puede hacerlo tantas veces como quiera pero, al menos, 3 veces al días. Además de esto, puede que le prescriban un colutorio antiséptico para enjuagarse la boca una o dos veces al día.

Otras complicaciones

  • No es extraña una ligera elevación de la temperatura inmediatamente después de la cirugía. Si la fiebre persiste póngase en contacto con la clínica.
  • Los labios se pueden secar y agrietar. Manténgalos húmedos con algún tipo de crema hidratante o vaselina.
  • En algunos casos puede haber dolor de garganta al tragar. Los músculos pueden estar inflamados y el simple acto de tragar puede volverse molesto. Estas molestias desaparecen en 2 o 3 días.
  • Rigidez en los músculos de la mandíbula y dificultad para abrir la boca durante unos pocos días después de la intervención. Esto es normal y se resolverá con el tiempo.
  • No se deben usar dentaduras completas, prótesis parciales o férulas durante la primera semana
  • Es absolutamente necesario que usted respete las revisiones de seguimiento en la consulta. Para detectar o prevenir problemas que puedan retrasar la integración del implante

Consejos finales

  • No se deben usar dentaduras completas, prótesis parciales o férulas durante la primera semana
  • Es absolutamente necesario que usted respete las revisiones de seguimiento en la consulta para detectar o prevenir problemas que puedan retrasar la integración del implante